Casa Damaso

El entorno

Casa Damaso está en uno de los pueblos con más encanto del Pirineo Aragonés. Perderse por sus calles empedradas, visitar una de las iglesias más destacadas del románico del alto Aragón, pasear por una de las más hermosas plazas medievales de España o visitar un autentico castillo medieval, son algunos de los atractivos de nuestra Villa.

Además, por su privilegiada ubicación, Casa Damaso es el punto de partida perfecto para conocer la riqueza y las posibilidades que ofrece el Pirineo Oscense. Naturaleza, deportes de aventura o rutas culturales son solo algunas de sus ofertas. En los alrededores de Ainsa podemos encontrar lugares de gran belleza paisajística como los espacios naturales protegidos del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido o el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara. Los amantes del senderismo y BTT podrán disfrutar de su pasión a lo largo de las múltiples rutas tanto por senderos y caminos como por puertos de carretera.

Para los más atrevidos, no debemos olvidar que la zona ofrece la posibilidad de practicar infinitud de deportes de aventura. Y para aquellos que busquen la tranquilidad y el descanso en un paraje natural, Casa Damaso es la mejor opción. La zona también goza de un patrimonio histórico y cultural relevante, sobre todo por ser uno de los lugares donde mejor se conserva la arquitectura y arte románico. Todo un conjunto de posibilidades a los que hay que añadir una amplísima oferta de cultura, ocio y gastronomía.

Casa Damaso es ideal para vistar los mejores lugares del Pirineo


En dirección Norte, se accede fácilmente al Valle de Añisclo, Pineta y Chistau. Además, existe la posibilidad de cruzar la frontera para visitar la vecina Francia y conocer pueblos como Saint Lary-Soulan, Arreau, Pau, Tarbes o Lourdes. Hacia el Sur se llega en pocos kilómetros a la comarca del Somontano. Una comarca ideal para practicar el turismo enológico en sus numerosas bodegas y conocer las D.O. de la zona.

Por el Este, el acceso a la Ribagorza nos lleva al Valle de Benasque y a la estación de esquí de Cerler donde practicar el deporte invernal y sus diversas modalidades. Al Oeste, nos adentramos en pleno Pirineo con el Parque Nacional de Ordesa y Monte perdido. Y un poquito más al oeste, el Valle de Tena con sus encantadores pueblos y más pistas de esquí como Panticosa o Formigal.

Esta web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia posible. Si sigues navegando das tu consentimiento para la aceptación de cookies y nuestra política de privacidad. Más info | Cerrar